Ley 6/2017, de 9 de mayo, del impuesto sobre los activos no productivos de las personas jurídicas.

Esta ley crea un nuevo impuesto sobre activos no productivos para todo el territorio de Cataluña que permite conjugar finalidades redistributivas y crecimiento económico. Por una parte, se graban de forma progresiva los activos no productivos que están en manos de personas jurídicas, lo cual permite alcanzar un cierto nivel redistributivo al someter a una mayor presión fiscal a las personas jurídicas que tienen un mayor volumen de activos improductivos. Por otra parte, un impuesto de este tipo es eficiente porque puede incentivar un uso más productivo de los activos. El hecho de grabar unos activos no afectos a la actividad económica posibilita que las personas jurídicas sujetas al impuesto intenten utilizar su patrimonio de una forma más eficiente con la sustitución de activos improductivos por otros más rentables. La Ley consta de catorce artículos, estructurados en cinco capítulos, y de tres disposiciones adicionales y dos disposiciones finales. Aquí, realizamos un resumen del contenido de esta Ley. Constituye el hecho imponible del impuesto sobre los activos no productivos, los siguientes elementos: a) Bienes inmuebles. b) Vehículos a motor con una potencia igual o superior a doscientos caballos. c) Embarcaciones de ocio. d) Aeronaves. e) Objetos de arte y antigüedades con un valor superior al establecido por la Ley del patrimonio histórico. f) Joyas. Se entiende por activo no productivo: a) Si se ceden de forma gratuita b) Si se cede su uso, c) Si no están afectos a ninguna actividad económica o de servicio público. Están exentos del impuesto sobre los activos no productivos: a) Las administraciones públicas y los organismos y entidades de derecho público. b) Las representaciones diplomáticas, las oficinas consulares y los organismos internacionales con sede en Cataluña. c) Los bienes inmuebles de las fundaciones, de las organizaciones no gubernamentales y, en general, de las entidades sin ánimo de lucro, siempre que se destinen, de forma exclusiva, a sus finalidades propias no lucrativas. Son sujetos pasivos del impuesto sobre los activos no productivos, a título de contribuyentes, las personas jurídicas y las entidades que, sin tener personalidad jurídica, constituyen una unidad económica o patrimonio separado susceptible de imposición, definidas como obligados tributarios por la normativa tributaria general. En todos los casos el sujeto pasivo debe tener objeto mercantil. La base imponible del impuesto sobre los activos no productivos está constituida por la suma de los valores correspondientes a todos los activos no productivos que forman parte del hecho imponible.

El devengo de este impuesto es el 1 de Enero de cada año.
Devengo del impuesto en el año 2017.
En el ejercicio 2017 el impuesto sobre los activos no productivos se devenga el 30 de junio.
Disposición final primera Entrada en vigor.
La presente ley entra en vigor al día siguiente de su publicación en el «Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya», 13 de mayo de 2017.

Comments are closed.